Comunidades afectadas por Hidroituango montaron campamento de protesta al frente del edificio de EPM

En el extenso pliego de peticiones piden una póliza todo riesgo ante posibles desastres y emergencias.

Después del fallido simulacro de evacuación en el que las comunidades de Puerto Valdivia, Tarazá, Ituango y Briceño se negaron a participar como protesta a los incumplimientos de EPM, más de 300 campesinos viajaron desde el Bajo Cauca y se instalaron este miércoles frente al edificio de EPM. No planean moverse hasta que la junta directiva los escuche.

Edilberto Manuel Vargas, integrante de la Asociación de Mineros Artesanales de Puerto Valdivia y coordinador del movimiento Ríos Vivos, manifestó que decidieron plantarse ante EPM cansados de la falta de garantías y por la incertidumbre en torno a las pruebas y entrada en operación de Hidroituango. La petición directa que hacen, apunta Vargas, es conocer el estudio sobre el macizo rocoso de Hidroituango, algo que llevan pidiendo desde hace años.

Vargas señala que la mesa que tienen con EPM está estancada y responsabilizó directamente de ello al alcalde Daniel Quintero. “Ni él ni las administraciones pasadas han tenido la responsabilidad necesaria con las comunidades del cañón del río Cauca. Siempre nos han estigmatizado y mentido”, apunta y recuerda que todavía hay decenas de líderes sociales amenazadas y exiliados del territorio por su defensa del territorio en los últimos años.

En el extenso pliego de peticiones que tiene Ríos Vivos para negociar con EPM y las autoridades departamentales destaca la Reparación integral de los ecosistemas afectados por el megaproyecto Hidroituango, entre estos, la reforestación con árboles nativos, construcción comunitaria de corredores ecológicos y áreas de protección especial realizados por las comunidades articuladas al Movimiento Ríos Vivos y así restaurar en parte la biodiversidad destruida por la construcción de Hidroituango.

También piden verdad, justicia social y ambiental, reparación integral y garantías de no repetición para las víctimas de Hidroituango, incluyendo que haya una póliza de seguro por riesgos de avalancha, inundación, movimientos en masa, nuevas pérdidas de los medios de vida y de subsistencia de la población, nuevas afectaciones ambientales y sociales para los integrantes del Ríos Vivos.

Edilberto dice que no se marcharán hasta que EPM les garantice que todos los pobladores de comunidades ribereñas potencialmente en riesgo por Hidroituango quedarán censadas y que el proceso de evacuación será en términos dignos y con las garantías de seguridad a sus bienes.

Se espera que se sigan sumando campesinos afectados por Hidroituango, que llegarían, incluso, desde Sabanalarga y La Mojana sucreña.

FUENTE: El Colombiano

Lista la orden para evacuar Puerto Valdivia por Hidroituango

La resolución 1056 de 2022 de la Unidad Nacional de Gestión del Riesgo ordena que se debe evacuar la población que está entre este corregimiento de Valdivia y el kilómetro 12, de Tarazá.

La evacuación de Puerto Valdivia y parte de Tarazá cuando sea encendido Hidroituango o cuando se hagan sus pruebas correspondientes es una realidad, luego de que la Unidad Nacional de Gestión del Riesgo (Ungrd) emitiera en las últimas horas la resolución 1056 de 2022, con la cual se definen los procedimientos para retirar a las comunidades aguas abajo del proyecto.

Entre los apartes de la resolución, en el artículo 4, se indica: “al no conocer la respuesta del macizo rocoso ante las vibraciones generadas por la puesta en marcha de las unidades mencionadas, se deberá activar, durante las pruebas y entrada en operación de las unidades 1 y 2, la acción AR01. Ordenar la evacuación inmediata de todas las personas que se encuentren en la zona de riesgo, la cual corresponde a la alerta roja del PGR (Plan de Gestión del Riesgo) del PHI (Proyecto Hidroeléctrico Ituango) para los asentamientos y vivienda dispersa de Puerto Valdivia hasta kilómetro 12 (Valdivia – Antioquia)”.

Así las cosas, cerca de 5.000 personas deberán ser evacuadas cuando se conozcan las fechas en las cuales se van a hacer los encendidos de las turbinas del proyecto hidroelétricos, además de que las comunidades más distantes tendrán que estar pendientes de los simulacros que debe organizar directamente EPM.

“Los asentamientos y viviendas dispersas localizadas en la zona de posible afectación, aguas abajo del proyecto, en tiempos de arribo naranja y amarillo, deberán realizar los simulacros de evacuación contemplados en el PGR del PHI, con los integrantes de cada Consejo Municipal de Gestión del Riesgo de Desastres y con el apoyo directo de EPM como responsable del proyecto hidroeléctrico”, indica la resolución.

El documento, el cual se discutió en el Puesto de Mando Unificado (PMU) del pasado sábado en Puerto Valdivia, también indica las condiciones en las cuales se debe hacer el análisis del macizo rocoso de la hidroeléctrica para conocer en qué estado se encuentra luego de la emergencia de 2018.

“El Servicio Geológico Colombiano, en el marco de sus funciones determinadas en el artículo 4 del Decreto 4131 de 2011 y como integrante del Sistema Nacional de Gestión del Riesgo de Desastres realizará una inspección que permita evaluar las condiciones actuales del macizo rocoso del PHI”, señala esta normativa en el artículo 7.

Luego de la expedición de esta resolución, queda pendiente conocer los protocolos que tendrá EPM para realizar la evacuación y las condiciones en los cuales los habitantes de las zonas afectadas quedarán durante el tiempo que estén fuera de sus casas.

FUENTE El Colombiano

Intoxicación masiva en colegio de Puerto Triunfo tras consumo de alimento escolar

Las autoridades investigan si los alimentos del PAE estaban contaminados o si otra causa fue la responsable de la intoxicación de 34 estudiantes de primaria.

Una intoxicación masiva de estudiantes de un colegio de Puerto Triunfo es investigada por las autoridades, ya que esta se dio luego de que el grupo consumiera la ración del PAE, aunque aún el hecho no se le atribuye al Programa de Alimentación Escolar.

El caso ocurrió en la Institución Educativa Pablo VI este jueves 3 de noviembre y afectó a 34 niños de primaria, de los cuales todos fueron atendidos a tiempo y ninguno revistió gravedad.

El alcalde de la localidad del Magdalena medio antioqueño, Javier Guerra Castillo, informó que los alumnos “presentaron signos y síntomas gastrointestinales”, por lo cual fueron trasladados al hospital de la localidad y, según el reporte médico, “fueron manejados de manera óptima en el primer nivel del municipio sin requerir traslado primario”.

Ante la denuncia de la comunidad, que atribuyó la intoxicación al presunto consumo de alimentos contaminados del PAE, la Secretaría de Gobierno del municipio y un técnico de Sanidad de la Gobernación hicieron presencia en el Restaurante Escolar, donde se tomaron muestras de los alimentos correspondientes a la minuta del PAE de ese día para hacer los análisis respectivos.

El alcalde, sin embargo, resaltó que “de los 2.700 cupos que se destinan en todo el municipio para el PAE, no se reportó novedad alguna en las demás instituciones educativas de Puerto Triunfo”.

El mandatario también destacó que alterno a los alimentos consumidos del programa del restaurante escolar, la institución compartió con los alumnos otros alimentos adicionales, como pollo y papas fritas, por lo que también se recogieron muestras de estos alimentos para análisis.

En su cuenta de Twitter, el diputado Andrés Mesa compartió imágenes de los niños en el hospital, mientras calificó el caso de “extremadamente grave”.

El mandatario le pidió a la comunidad hacer un manejo responsable de la información sobre estos temas, ya que el asunto está en investigación y no hay conclusiones definitivas sobre la causa de la intoxicación.

Adicional, fue convocada una reunión extraordinaria del Comité PAE local, la Gobernación, la Alcaldía, la Personería, los padres de familia y los operadores del programa en la localidad.

La condición que le puso Gustavo Petro a EPM para prender las turbinas de Hidroituango

El presidente dijo que antes de encender cualquier unidad primero debe evacuarse a la población en riesgo aguas abajo.

El presidente Gustavo Petro dijo que el proyecto solo puede entrar en operación luego de evacuar la población aguas abajo que esté en riesgo.

En medio del tire y afloje por los tiempos y las pruebas para que Hidroituango pueda encender sus dos primeras unidades, el presidente Gustavo Petro le puso una condición este miércoles a EPM para el estreno del futuro megaproyecto hidroeléctrico.

El mandatario dijo en su cuenta de Twitter: “Antes de prender cualquier turbina en Hidroituango debe evacuarse la población en riesgo como medida de precaución que es un principio universal. En el gobierno del cambio por la vida es primero la vida”.

El alcalde Daniel Quintero le respondió a Petro 27 minutos después: “Así se hará señor Presidente. Esperamos tener éxito en el próximo PMU sobre estas medidas y, en especial, sobre el tiempo adicional solicitado para realizar las pruebas sin ser sancionados”.

Los tiempos para encender Hidroituango previo al 30 de noviembre, plazo en el que vence el compromiso de EPM, no le cuadran a esta altura ni a la Gobernación de Antioquia, ni a la Sociedad dueña del megaproyecto, ni a la misma EPM.

Este martes quedó muy claro con el pedido que el gobernador Aníbal Gaviria le hizo al Gobierno Nacional de ganar tiempo ante la Comisión de Regulación de Energía y Gas (Creg), además de las afirmaciones que hizo Javier Darío Toro, representante legal de la sociedad, en el debate de control político que afrontó el proyecto en la Asamblea.

El mandatario, dirigiéndose al presidente Gustavo Petro, le pidió interceder ante la Creg para que la entrada en operación de las unidades 1 y 2 se haga sin afanes, una vez concluyan las pruebas requeridas. “Le solicito muy comedidamente gestionar ante la Creg que la operación de Hidroituango se pueda dar en un plazo razonable, sin que por eso EPM tenga consecuencias económicas”, sostuvo.

El mandatario busca lanzarle un salvavidas a la empresa. Sobre esta recaería la sanción de 190 millones de dólares en caso de incumplir el cronograma pactado, además de la pérdida del cargo por confiabilidad, que representaría un valor cercano a los 65 millones de dólares durante 18 años.

La exigencia del presidente Petro se ajusta a los requerimientos del Plan de Gestión del Riesgo de Desastres del proyecto, que tiene identificados dos escenarios de riesgo críticos.

El primero de ellos es una eventual falla de la presa generada por problemas del vertedero, o por la respuesta del macizo tras la entrada en operación, entre otros, lo que puede generar un caudal de 368.000 metros cúbicos por segundo (m3/s).

El segundo escenario es el destaponamiento del Túnel Derecho que puede generar un caudal de 8.000 m3/s. Este escenario tiene mayor probabilidad que la falla de la presa, dado que no se ha terminado al 100% su taponamiento definitivo, según la Unidad Nacional de Gestión del Riesgo.

Como el plan de gestión prioriza el escenario más crítico para la preparación de la respuesta de las comunidades ubicadas aguas abajo, es decir, el escenario 1 de 368.000 m3/s, la Unidad informó que los municipios deben realizar los simulacros con los tiempos de las alertas para la evacuación hacia los puntos de encuentro identificados.

“Esto es fundamental para la preparación de la respuesta y máxime cuando se trata de un tipo de riesgo tecnológico que estará allí durante toda la vida útil del proyecto (previsto para 50 años)”, informó la Unidad.

EPM ha indicado que está realizando las pruebas necesarias antes de la entrada en operación para dar un factor de seguridad a las comunidades ubicadas aguas abajo.

“En ese sentido, si se deben hacer pruebas para garantizar o dar un mayor factor de seguridad de la entrada en operación del proyecto es EPM quien debe velar por cumplir dichos principios para no poner en riesgo a las comunidades, ecosistemas e infraestructura social ubicadas aguas abajo del PHI”, concluyó la Unidad.

FUENTE: El Colombiano

Hidroituango deberá entrar en operación con sus dos turbinas: Procuraduría

La Procuraduría recomendó que las dos turbinas de Hidroituango entren al tiempo en funcionamiento como disminución de riesgo.

Las necesidad de que el proyecto Hidroituango entre en operación con el funcionamiento de sus dos turbinas es una de las 10 recomendaciones que emitió la Procuraduría justo antes de que se cumpla el plazo para la entrada en operación de la hidroeléctrica que pretende generar el 17% de la energía del país.

“Hidroituango mantiene el estado de riesgo debido a que el flujo continuo del río Cauca es descargado por la estructura del vertedero, razón por la cual se reconoce que para disminuir el riesgo se requiere poner en funcionamiento las turbinas de generación”, dicta el pronunciamiento del Ministerio Público.

La emisión de las recomendaciones de la Procuraduría coinciden con la solicitud que EPM adelantará ante el gobierno nacional con la que pretenden obtener más plazo para poner en funcionamiento de Hidroituango, esto con la intención de escapar de las millonarias multas que les impartirían desde la Comisión Reguladora de Energía.

El argumento de Empresas Públicas es que se requieren de más pruebas técnicas que garanticen el éxito de la entrada de operación. Una de las alternativas propuestas era inaugurar con el encendido de solo una de las dos turbinas del proyecto antes del 30 de noviembre.

La Procuraduría, por su parte, reconoció que –desde la perspectiva de la Gestión del Riesgo de Desastres– es necesario que antes de poner a funcionar el sistema se adelanten todas las pruebas necesarias. Sin embargo, alertó porque cualquier demora en las obras o pruebas necesarias para poner en funcionamiento las unidades de generación representa un mayor riesgo para los trabajadores y para las comunidades aguas abajo de la presa”.

“Serias falencias” aguas abajo

El documento del órgano de control también señala “serias falencias” en el manejo de la Gestión del Riesgo de Desastres y, además, registró que los municipios de Valdivia, Cáceres, Tarazá, Caucasia y Nechí –ubicados aguas abajo de Hidroituango– todavía no han ajustados sus Planes de Ordenamiento Territorial ante los riesgos que supone tener cerca la presa.

En este punto, la Procuraduría alertó porque los municipios carecen de personal especializado, de gestión documental y de equipos de socorro bien equipados para la atención de emergencias.

El ministerio público señaló que la contingencia aguas abajo se mantiene e invitó a EPM y a las demás autoridades competentes a cumplir con todos los requisitos técnicos, mecánicos, eléctricos e hidráulicos como medidas preventivas para salvaguardar la integridad de las comunidades y trabajadores.

Las recomendaciones del órgano de control fueron expedidas este 21 de octubre y sus copias fueron enviadas a las ministra de Energía, Irene VélezSusana Muhamad, MinAmbiente; Aníbal Gaviria, Gobernador de Antioquia; Jorge Andrés Carrillo, gerente de EPM; Javier Pavas, director de la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres y a Jaime Enrique Gómez, director del DAGRAN.

EPM pasó el examen en estos puntos

-EPM tiene un adecuado Plan de Emergencia y Contingencia (PEC) con responsabilidades claras, redundancia y una cadena de llamadas bien definida y actualizada.

-EPM ha instalado un Sistema de Alerta Temprana (SAT) robusto y redundante, pero es vulnerable al vandalismo y a los grupos armados ilegales, es necesario evaluar la estrategia o el tipo de equipos y continuar las campañas de sensibilización de la Comunidad para su cuidado y buen manejo.

FUENTE: El Colombiano

Dólar rompe precio récord otra vez y Petro se despachó contra EE. UU.

El presidente atribuyó la disparada del dólar a la política monetaria del banco central estadounidense. Los expertos creen que también hay incidencias locales.

Ante un dólar históricamente caro, hay un momento en el que las variables política y la económica se cruzan para hacer un diagnóstico de la enfermedad financiera.

Este miércoles, la divisa cerró en un precio promedio de $4.819 y, por décima vez en lo corrido de 2022, rompió su techo récord. Las redes sociales y noticieros son los escenarios en los que han reñido las versiones políticas y económicas al tratar de explicar por qué la moneda estadounidense no para de subir.

El presidente Gustavo Petro, a quien se le achaca parte de la culpa por la trepada, ayer atribuyó el problema directamente a Estados Unidos: “Viene una crisis económica. Los Estados Unidos, prácticamente, están arruinando a todas las economías del mundo”.

“La Alemania poderosa entra en recesión, y quien lo dijera, la Inglaterra que un día fue el poder colonial, hoy se deshace en una crisis económica profunda (…) y en Estados Unidos se toman decisiones para protegerse ellos; a veces, sin pensar en lo que va a ocurrir a través de sus medidas”, enfatizó.

Desde su perspectiva, la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed), homólogo del Banco de la República, tiene la mayor responsabilidad de lo que está ocurriendo con el dólar, toda vez que, al subir sus tasas de interés, “se lleva los capitales de los países latinoamericanos, dejándonos vacíos”.

Resulta que Estados Unidos está enfrentando el costo de vida más alto desde la década de 1980. Y para tratar de enfriar los precios, está aumentando sus tasas de interés. Por ello, según han explicado diversos analistas, los inversores prefieren tomar sus dólares y ponerlos allá, pues recibirán mejores rentabilidades con esos tipos de interés. Esa fuga de divisas ocasiona el encarecimiento en países como Colombia al tener menos dólares circulantes para comprar.

Un comisionista de bolsa le dijo a este diario que, para ponerlo en perspectiva, de cada $100 que haya incrementado el dólar, “$95 obedecen al contexto internacional y solo $5 obedecen al riesgo político”.

Desde su perspectiva, Gustavo Petro está enfrentando una atmósfera tan compleja, como la que en su momento tuvo que encarar el expresidente Iván Duque cuando cayó la pandemia.

“Si tú coges monedas como la libra inglesa o el yen japonés y calculas a cómo estaban hace un año, vas encontrar que también tienen una caída del orden del 20%, la de Colombia, que es cercana al 23%, no se ve tan desproporcionada frente esas”, expuso el experto.

De otro lado, mencionó que en el mercado oficial de Colombia, se pueden negociar unos US$300.000 millones al año, cifra que supera por mucho el ingreso de dólares que se inyectan a través de las exportaciones, mismas que entre enero y agosto, según el Dane, alcanzaron US$39.137 millones.

De acuerdo con el especialista, también hay que tener en cuenta que el peso colombiano es una moneda de “beta alto”, es decir, muy sensible a cualquier flujo por moverse en un mercado relativamente pequeño. A esto, sumó que, Coincidencialmente, el mercado bursátil local está principalmente movido por emisores del sector minero-energético, que serían los afectados con las políticas del gobierno.

“Gustavo Petro es un hombre inteligente que, quizás, todavía no está muy familiarizado con los mercados financieros. Pero cuando los entienda, comprenderá que él los necesita porque se viene un periodo de sequía y necesitará de ellos para financiar sus iniciativas sociales”, comentó.

¿El efecto Petro es del 50%?

Para el economista y docente Andrés Coba, la incidencia del gobierno Petro en el rally del dólar es muy paritaria con el contexto internacional.

“Por qué culpan a Petro del aumento del dólar? Porque cuando el dólar sube, la única buena noticia para un país como Colombia es que como nosotros exportamos petróleo y recibimos más divisas en dólares. Así podríamos compensar una cosa con la otra, pero acá quieren acabar con el salvavidas. Por eso, parte de lo que está pasando con el dólar, no todo, es culpa del gobierno, de su ministra de Minas y Energía, Irene Vélez, y su pésima reforma tributaria, que va a poner en apuros fiscales al país”.

En medio de todas las fuerzas que empujan al dólar, los analistas no descartan que pueda terminar este año arriba de los $4.900

Infográfico

FUENTE: El Colombiano