El barco que alerta de la expansión del coronavirus

Un colombiano está infectado por el coronavirus. El connacional, del que no se conoce su identidad para proteger su privacidad, estaba a bordo del crucero Diamond Princess, una embarcación detenida en el puerto de Yokohama, Japón, desde hace dos semanas, por casos de contagio de esta neumonía.

Todo comenzó el 3 de febrero, cuando el barco entró en cuarentena al conocerse que un pasajero fue diagnosticado en Hong Kong. Para el 5 de febrero se encontraron 10 casos en el navío, otros 10 al día siguiente, 41 más un día posterior. Solo ayer se registraron 99 más, alcanzando 454 contagios entre sus 3.700 pasajeros, en los que están tripulantes y turistas.

Precisamente, en el Diamond Princess viajaba el colombiano que ahora está en la lista de las 71.432 personas diagnosticadas con esta neumonía en 26 países. De ese número, 1.775 casos han resultado letales, 2,4 % de los contagios que reporta la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Este persona se quedará en Japón y la Cancillería está en contacto con la embajada para brindarle atención médica, conforme a las directrices que ha dispuesto el gobierno de ese país para el coronavirus, dado que los contagios en la isla ya son 59, añadiendo, además, los 454 que están en la embarcación.

Colombia y el coronavirus

El país tiene una prueba para detectarlo que en ocho horas diagnostica el contagio en un paciente. Además el Instituto Nacional de Salud descartó 13 sospechas del brote y asegura que no hay casos en Colombia. También tiene dispuesta una línea de atención para personas que presenten síntomas de gripa y hayan estado en lugares con contagios confirmados.

El 22 de febrero será la repatriación de los 14 connacionales que están en Wuhan, China, la ciudad de 11 millones de habitantes donde comenzó el contagio. Asimismo, otros países como España, Francia y Estados Unidos están realizando este proceso con sus ciudadanos en Wuhan o en el crucero Diamond Princesss.

Sobre este último, Estados Unidos rescató ayer a 380 norteamericanos que estaban en el barco, de los que 14 dieron positivo de coronavirus durante el operativo. Que un gobierno repatríe a sus ciudadanos no significa que estos regresen a la cotidianidad. Una vez en su país estarán en una cuarentena de dos semanas, sin contacto con individuos ajenos al personal médico.

Juan Camilo Díaz, médico internista y epidemiológico de la U. CES, explica que el periodo de incubación de un virus es de aproximadamente dos semanas y “ese es un tiempo suficiente para tener en cuarentena a las personas. Se hace un aislamiento respiratorio con aerosoles que disminuye la probabilidad de contagiar a otros. Mientras se guarden las medidas de aislamiento, no hay riesgo”.

¿Qué tan grave es la alerta?

Edwin Silva, jefe de infectología de la Clínica Shaio y profesor de la U. de la Sabana, considera que “hace unas semanas el riesgo de importar un caso a Colombia era bajo, pero posiblemente esa probabilidad haya cambiado. Ahora el nivel de alerta y riesgo global es alto y es crítico revisar si existe una transmisión sostenida del virus fuera de China, un punto clave para declarar o no un estado de pandemia”.

Silva cierra su explicación citando al director de la OMS, el Dr. Tedros Adhanom: “Es tiempo para los hechos, no para el miedo. Es tiempo para la ciencia, no para los rumores. Para la solidaridad, no para los estigmas”.

FUENTE EL COLOMBIANO