Cundinamarca reporta 19 muertes por consumo de licor adulterado

Los informes forenses arrojaron que los muertos tenían en sus cuerpos rastros de metanol, alcohol conocido para el uso industrial y no apto para el consumo humano.

Las festividades navideñas apenas empiezan y en Bogotá ya reportan 16 muertes a causa del consumo de licor adulterado. La Secretaría Distrital de Salud alertó porque ha encontrado en algunas botellas componentes de metanol –alcohol inductrial no apto para el consumo humano–.

“Sector Salud y la Policía de Bogotá detectaron dos licores que contienen metanol, el cual produce intoxicación e incluso la muerte. No lo consuma y denuncie al 123 si ve su venta”, alertó Caludia López, alcaldesa de Bogotá.

De acuerdo con el reporte oficial, entre el 24 de noviembre y el 7 de diciembre de este año se han registrado 16 muertes a causa de intoxicación por injerir licor adulterado en Bogotá.

Las autoridades capitalinas han realizado 131 operativos de control y como resultado de ellos han procedido con el cierre de 28 establecimientos que no cumplían con las normas sanitarias. Alertaron porque comercializar licor adulterado puede generar sanciones de tipo penal.

“Los que comercialicen, imiten o simulen bebidas alcohólicas pueden tener hasta 11 años de prisión, multa de 1.500 salarios mínimos y cierre definitivo del establecimiento”, señaló, por su parte, la secretaría de Seguridad de Bogotá.

Además de Bogotá, el municipio de Soacha también reportó tres muertes por consumo de licor adulterado. Las autoridades señalan a las marcas “Cabañita” y “Rey de Reyes” de comercializar las bebidas con compuestos de metanol.

¿Cómo esquivar el licor adulterado?

–Compre el licor en sitios autorizados.

–Verifique el estado de las botellas (sellos, envolturas y etiquetas).

–Desconfíe del licor con precios mucho más bajos de los ofrecidos por el resto del mercado.

–Las bebidas alcohólicas no deben presentar partículas en suspensión.

FUENTE: El Colombiano

Intoxicación masiva en colegio de Puerto Triunfo tras consumo de alimento escolar

Las autoridades investigan si los alimentos del PAE estaban contaminados o si otra causa fue la responsable de la intoxicación de 34 estudiantes de primaria.

Una intoxicación masiva de estudiantes de un colegio de Puerto Triunfo es investigada por las autoridades, ya que esta se dio luego de que el grupo consumiera la ración del PAE, aunque aún el hecho no se le atribuye al Programa de Alimentación Escolar.

El caso ocurrió en la Institución Educativa Pablo VI este jueves 3 de noviembre y afectó a 34 niños de primaria, de los cuales todos fueron atendidos a tiempo y ninguno revistió gravedad.

El alcalde de la localidad del Magdalena medio antioqueño, Javier Guerra Castillo, informó que los alumnos “presentaron signos y síntomas gastrointestinales”, por lo cual fueron trasladados al hospital de la localidad y, según el reporte médico, “fueron manejados de manera óptima en el primer nivel del municipio sin requerir traslado primario”.

Ante la denuncia de la comunidad, que atribuyó la intoxicación al presunto consumo de alimentos contaminados del PAE, la Secretaría de Gobierno del municipio y un técnico de Sanidad de la Gobernación hicieron presencia en el Restaurante Escolar, donde se tomaron muestras de los alimentos correspondientes a la minuta del PAE de ese día para hacer los análisis respectivos.

El alcalde, sin embargo, resaltó que “de los 2.700 cupos que se destinan en todo el municipio para el PAE, no se reportó novedad alguna en las demás instituciones educativas de Puerto Triunfo”.

El mandatario también destacó que alterno a los alimentos consumidos del programa del restaurante escolar, la institución compartió con los alumnos otros alimentos adicionales, como pollo y papas fritas, por lo que también se recogieron muestras de estos alimentos para análisis.

En su cuenta de Twitter, el diputado Andrés Mesa compartió imágenes de los niños en el hospital, mientras calificó el caso de “extremadamente grave”.

El mandatario le pidió a la comunidad hacer un manejo responsable de la información sobre estos temas, ya que el asunto está en investigación y no hay conclusiones definitivas sobre la causa de la intoxicación.

Adicional, fue convocada una reunión extraordinaria del Comité PAE local, la Gobernación, la Alcaldía, la Personería, los padres de familia y los operadores del programa en la localidad.

Covid en colegios: ¿cómo evitar contagios en el regreso a clases?

Desde comienzos de este año en las instituciones educativas del país se retomó la presencialidad plena para las clases en todos los niveles educativos. En este proceso, mantener los hábitos de bioseguridad y de autocuidado han sido importantes para hacer de los entornos educativos espacios seguros para los miembros de la comunidad escolar.

Después del periodo de vacaciones de mitad de año y ante el quinto pico de la pandemia por el que atraviesa el país en estos momentos, mantener estas medidas es clave para evitar los contagios de niños, niñas y adolescentes en el desarrollo de sus actividades escolares.

Aunque el pasado 30 de junio se dio por terminada la emergencia sanitaria en el país, cabe recordar que el virus sigue circulando, por lo que se recomienda continuar con la implementación de ciertos protocolos y medidas de bioseguridad para evitar situaciones que propicien los contagios.Lavado de manos

En las instituciones educativas incluyendo las de educación inicial o de atención a la primera infancia, instituciones de educación superior e instituciones de educación para el trabajo y el desarrollo humano, se debe disponer de los insumos básicos para la higienización y lavado de manos de toda la comunidad educativa, teniendo en cuenta que la higienización solo debe hacerse en caso de manos visiblemente limpias.

Limpiar y desinfectar con frecuencia los recipientes que dispensan el alcohol glicerinado, antes de reponer el producto, evitando reenvasar sobre residuos.

Se requiere reforzar los mensajes de lavado frecuente de manos con agua y jabón, en los siguientes momentos:

– Después de entrar en contacto con superficies sucias o consideradas de alto contacto que hayan podido ser contaminadas por otra persona (manijas, pasamanos, cerraduras, transporte.

– Cuando las manos están visiblemente sucias.

– Antes y después de ir al baño, después de realizar el cambio de pañal.

– Antes y después de comer.

– Después de estornudar o toser.

– Antes y después de usar tapabocas.

– Antes de tocarse la cara, tocar o acariciar sus animales de compañía, recoger sus excretas, o realizar el manejo de sus alimentos.

Medidas de autocuidado

Se hace necesario fomentar el autocuidado de tal manera que las personas se abstengan de asistir a la institución educativa si tiene síntomas agudos de enfermedad como fiebre, tos, diarrea o cualquier otro síntoma de enfermedad aguda, en caso de haber sido contacto de un caso o estar infectado por covid-19Distanciamiento físico

Pese a que ya no existe límite de aforo en las instituciones (y de paso tampoco la distancia obligatoria), se recomienda privilegiar las actividades al aire libre aun en tiempos de descanso, así como la adecuación de otros lugares para llevar a cabo las actividades educativas como salones de usos múltiples, espacios techados, donde exista la mejor circulación del aire posible, evitando mezclar diferentes grupos de estudiantes.

Evitar aglomeraciones a la entrada y la salida, en la compra o distribución de alimentos, y continuar escalonando los tiempos de comida y descanso siguen siendo medidas que pueden ayudar a reducir contagios.

Ventilación adecuada

Optimizar la circulación natural del aire, en todos los ambientes de trabajo, los cuales deben tener un alto flujo de aire natural. Contar con una adecuada ventilación en los espacios cerrados y realizar desinfección, abrir puertas y ventanas exteriores, tanto como sea posible, para aumentarla circulación de aire exterior y mantener los ventiladores encendidos asegurando que no exista recirculación de aire, así mismo cuando se utilice aire acondicionado.Limpieza y desinfección

Es importante realizar e incentivar los procesos de limpieza y desinfección de elementos e insumos de uso habitual, superficies, equipos, juguetes y materiales pedagógicos de uso frecuente, el manejo de residuos, adecuado uso de Elementos de Protección Personal y optimizar el cumplimiento de condiciones higiénico- sanitarias.Vacunación

Se debe promover la vacunación contra el covid-19 entre los miembros de la comunidad educativa para favorecer la inmunidad de rebaño.

Tapabocas

Respecto al uso del tapabocas, cabe recordar que desde el 15 de mayo el uso de tapabocas en entornos escolares ya no es obligatorio en municipios donde el 70 por ciento de la población esté vacunada y, de ese porcentaje, el 40 por ciento tenga dosis de refuerzo.

Pese a ello, algunos colegios han pedido mantener el uso de este elemento, y no está de más que los padres procedan a que sus hijos lo usen para evitar contagios. En esos casos se recomienda:

– Las niñas y niños menores de 2 años no deben utilizar tapabocas de ningún tipo por el riesgo de asfixia y sofocación, ni deben usarse protectores faciales tipo visores.

– No se debe utilizar tapabocas en niñas, niños y adolescentes con alteración del estado de conciencia o cualquier discapacidad física o intelectual que le impida su adecuada manipulación, así mismo con ciertas patologías respiratorias crónicas que puedan verse afectadas por su uso.

– Se debe reforzar pedagogía y orientaciones a las niños y niños mayores de 2 años para favorecer el uso seguro de los tapabocas en los servicios de educación inicial y establecimiento educativos.

– Los tapabocas deben tener un adecuado tamaño y ajuste, evitando dejar espacios entre el tapabocas y el rostro. 

– El tapabocas debe ser retirado antes de dormir y por tanto no debe dejarse durante el sueño.

– Debe ser cambiado si se humedece con el sudor o con secreciones, así está visiblemente roto o sucio.

FUENTE: El Tiempo

Gobierno quita el uso obligatorio del tapabocas en municipios con 70 % de vacunación

Además, se eliminará la exigencia del carné de vacunación para el ingreso a lugares de afluencia de público y eventos masivos.

El presidente Iván Duque aseguró que después de tener diálogos con la Organización Mundial de la Salud, a partir de este 1 de mayo se retirará el uso obligatorio del tapabocas en lugares cerrados para los municipios que tengan más del 70 % de su población vacunada con esquemas completos contra el covid-19 y con al menos el 40 % de la población con dosis anticovid de refuerzo.

La medida no aplicará para los servicios de salud, los hogares geriátricos, el transporte público y los espacios cerrados de colegios e instituciones educativas.

Así mismo, Duque advirtió que a partir de este 1 de mayo se caerá la exigencia del carné de vacunación en eventos públicos y privados de carácter masivo. La medida también dejará de aplicar en lugares como bares, gastrobares, museos, bibliotecas y cines.

“También se derogararán todas las medidas de bioseguridad, con la excepción de las que atañen a los sistemas y servicios de salud”, dijo Duque y señaló que la estrategia Prass –con la que el Gobierno hacía la vigilancia epidemiológica– dejará de implementarse.

En su lugar, anotó Duque, “se consolidará la vigilancia colectiva y los seguimientos que se harán de carácter local con las autoridades sanitarias”.

Frente a los viajeros internacionales, Duque señaló que “la recomendación es llegar al país con esquemas completos de vacunación”. Y agregó que a quienes no tengan esquemas completos o no estén vacunados se les pedirá una prueba PCR que no supere las 72 horas y un test de antígenos que no pase de las 48 horas.

El mandatario señaló que a partir de este 1 de mayo se extenderá la emergencia sanitaria en territorio nacional hasta el próximo 30 de junio. Le dio un reconocimiento al Plan Nacional de Vacunación contra el covid-19, pues ha cubierto a casi siete de cada diez colombianos con dos dosis y al menos a ocho de cada diez con una dosis anticovid.

La última vez que se anunció la prórroga de la emergencia sanitaria en el país fue en febrero pasado, cuando se expidió un decreto para alargarla hasta este 30 de abril.

La emergencia sanitaria es una medida clave para el Gobierno Nacional y sus ministerios, pues les otorga facilidades para expedir ágilmente normas claves para enfrentar la pandemia de coronavirus sin necesidad de que pasaran por los debates del Congreso.

FUENTE: El Colombiano

La millonada que deben EPS liquidadas a los hospitales de Antioquia

La crisis de los hospitales en Antioquia, ocasionada por el no pago de las EPS, cada día es más asfixiante. La soga al cuello se apretó por cuenta de las liquidaciones de Medimás y Coomeva, lo que aumentó la deuda a $498.000 millones con 17 hospitales del departamento. Por eso los directivos de las entidades hicieron un llamado de auxilio para que se les entreguen los recursos y así no afectar a todo el que requiera un servicio médico.

De Medimás y Coomeva, las dos últimas liquidadas, los recursos no pagados ascienden a $218.000 millones.

Mauricio Tamayo, presidente corporativo del Hospital San Vicente Fundación, explicó que de este dinero, $60.000 millones corresponden a deudas con Medimás, y $158.000 millones son de Coomeva: “Si uno compara las cifras del 31 de diciembre del año pasado y 31 de enero de este año, se subió en $14.000 millones. Es una cifra que nos tiene en unas complicaciones muy grandes a las clínicas y hospitales para cumplir con las obligaciones y poder seguir operando como efectivamente nuestra comunidad lo necesita”.

Los recursos no entregados por las EPS a los centros asistenciales representan el 25% de la cartera de estos centros asistenciales, quienes tienen el 80% de las camas hospitalarias del departamento y que operan en el área metropolitana y el Oriente antioqueño.

“Con los efectos liquidatorios no se garantizan los recursos para pagar las acreencias por las atenciones prestadas. No pedimos nada distinto a que nos paguen por la atención de los pacientes que con absoluta responsabilidad hemos atendido”, señaló Andrés Trujillo, director general de la Clínica CES.

La denuncia fue realizada por la asociación conformada por 17 clínicas y hospitales de Medellín, Bello, Envigado, Rionegro y La Ceja, que ven perdidos los dineros adeudados por estas dos EPS.

Uno de los ejemplos es el caso del Hospital San Vicente Fundación, que de los $291.000 millones que tienen de cartera por cobrar, $75.600 millones corresponden a deudas con las EPS liquidadas. En el caso de la Clínica CES, el monto asciende a los $9.000 millones y para el Hospital Pablo Tobón Uribe son de $60.000 millones.

La afectación al usuario

Por el momento, la promesa de los directivos de las clínicas y hospitales es hacer todo el esfuerzo para continuar prestando los servicios, básicos y especializados, a los usuarios, a la espera de contar con el dinero para poder cumplir con las nóminas de empleados y adquirir los insumos y medicamentos.

“Para ser sostenibles en el tiempo necesitamos los recursos, porque hay que pagar las quincenas, los insumos, los medicamentos, los impuestos y los servicios públicos. Pero esto tiene un límite y, si esto sigue así, se llegará el día en el que las acreencias superarán la capacidad de seguir funcionando”, añadió Trujillo.

Pero por ahora, con mucho esfuerzo, los directivos de estas clínicas han sacado recursos de donde pueden para cumplirle tanto a los pacientes como a los trabajadores, de quienes se asegura que en estos 17 hospitales tienen sus quincenas al día.

El proceso de liquidación de Medimás iniciará hoy, mientras que el de Coomeva arrancó el mes pasado. El temor de los hospitales pasa porque en los casos ocurridos con SaludCoop y CaféSalud, se perdieron millones de pesos luego de que estas fueran liquidadas por la Superintendencia de Salud.

El director general de la Clínica CES explicó: “En esos procesos liquidatorios no va a haber activos suficientes para pagar las acreencias. Indiscutiblemente, además, tenemos los antecedentes de otros procesos como SaludCoop y Café Salud, donde pasó lo mismo y quienes perdemos la plata somos las clínicas y hospitales”.

Luis Alberto Martínez, director de la Asociación de Empresas Sociales del Estado de Antioquia (Aesa), señaló que las nuevas medidas del Gobierno Nacional han dado pie para que las EPS se puedan liquidar y fundar sin recursos, lo que ha llevado a una creciente deuda que debilita a los hospitales, situación que termina afectando a los usuarios a la hora de pedir cualquier atención médica.

Este es el último llamado que hacen los hospitales en medio de una crisis que lleva ocho años. No obstante, aseguraron, que es un llamado urgente antes de tener que decirle al usuario: ¡No lo podemos atender porque no hay con qué!

FUENTE: El Colombiano

Antioquia empieza a pasar la página del cuarto pico: Gobernación

A 22 días de cumplirse dos años desde que se confirmó el primer caso de covid en Antioquia, el departamento se alista para el tramo final del cuarto pico a partir de hoy.

La secretaria de Salud departamental, Lina Bustamante, le confirmó a este medio que hoy se levantará la alerta roja hospitalaria que la Gobernación decretó el 27 de enero pasado para afrontar el punto más crítico de la ola ómicron que alcanzó a presionar la ocupación de UCI hasta el 92%.

Según apunta Bustamante, la decisión de levantar la medida responde a que todos los indicadores arrojan señales de que la reducción de contagios, severidad y mortalidad llegó a un punto de no retorno.

Actualmente la carga de pacientes covid en la ocupación hospitalaria (UCI, UCE y hospitalización) no supera el 7%. En UCI esa carga es menor del 20%. El departamento pasó de tener 291 pacientes covid en cuidados intensivos al comenzar febrero a tener 153 ayer.

Medellín, por su parte, pasó de tener más de 5.000 positivos hace un mes, en el momento más álgido del pico, a reportar menos de 300. El contagio en la ciudad se redujo en un 54%, según la secretaria de Salud, Andree Uribe.

El indicador de casos había quedado relegado para medir confiablemente el comportamiento de la cuarta ola luego de los cambios que ordenó Minsalud para focalizar la toma de pruebas en población vulnerable, lo que según epidemiólogos dejaba un punto ciego para monitorear la dinámica de ómicron.

Sin embargo, Uribe insistió en que parámetros como la letalidad, con una reducción del 32% y la de ocupación UCI por covid, que está en 18% son los que permiten confirmar “que estamos al otro lado en términos de covid”.

¿Y entonces qué sigue?

Despejadas las dudas de que el cuarto pico es prueba superada, a la luz de los datos que entregan las autoridades de salud, hay un interrogante crucial acerca de cómo se afrontará el siguiente tramo de la pandemia: ¿Qué pasará con vacunación?

En el lapso entre el tercer y cuarto pico, a finales de 2021, la vacunación en varios departamentos se desaceleró reiteradamente entre agosto y octubre. Aunque también coincidió con un periodo de escasez de vacunas, el Gobierno Nacional regañó en aquel momento a las entidades territoriales por el cierre de puntos de vacunación.

El problema de fondo, y así lo reconocieron alcaldes y secretarios de Salud en Antioquia, es que a las IPS no les estaba llegando oportunamente el pago por la prestación del servicio de vacunación, mientras sus costos seguían incrementándose por logística y personal, a medida que el plan de inmunización.

El costo logístico y operativo de cada vacuna oscila entre $11.000 y $19.000 y en municipios como Envigado, por citar un caso, la deuda del Gobierno con los prestadores superó los $5.000 millones entre febrero y agosto.

La solución que hallaron, mientras Minsalud optimizaba el trámite del pago ajustando la resolución 1324, fue cerrar puntos y reducir personal, lo que golpeó la dinámica de vacunación en Antioquia. Septiembre fue el mes más discreto en cifras de vacunación.

Ahora que empieza a hablarse del fin de la pandemia, Minsalud volvió a pedir a las entidades territoriales que eviten el cierre de puntos de vacunación, causando un aumento en las filas, esperas, y “una barrera de acceso” porque, según advirtió Gerson Bermont, director de Promoción y Prevención, una persona que ve un panorama semejante prefiere abstenerse de aplicarse la dosis que requiere.

Ese regaño le cayó particularmente a Antioquia que, de acuerdo con Bermont, es la cuarta región con más puntos cerrados recientemente (7), solo superada por Cundinamarca (24), Bogotá (9) y Nariño (8).

La secretaria Bustamante responde que no tienen contemplado ningún escenario en el que se reduzca el ritmo de vacunación. “Por el contrario, hemos pedido a los municipios aumentar horarios de atención y búsqueda activa de personas mayores de 60 años y con comorbilidades”, apunta.

La funcionaria señala que les han pedido a las aseguradoras intensificar esa búsqueda activa pues son estas las que tienen la base de datos de quiénes se han vacunado y cuál es la población de riesgo susceptible a vacunar.

Abdiel Mateus, vocero de la Veeduría para la Vacunación, advierte que no es suficiente con mantener puntos abiertos y es necesario cambiar la lógica de la vacunación y establecer una inmunización puerta a puerta y en grandes espacios. De otro modo, insiste, alcanzar la meta de vacunación en esquemas completos y refuerzos podría tardar más de un año, demasiado riesgo para una nueva recaída.

Y es que, si bien es cierto que ómicron empieza a ceder terreno y las autoridades cantan victoria parcialmente, cerca de un millón de personas circulan sin haber recibido vacuna alguna y el 46% de los mayores de 60 años, los más vulnerables, siguen sin recibir su dosis de refuerzo.

FUENTE: El Colombiano