Antioquia busca acelerar pruebas de coronavirus

Cada vez que en Antioquia se detecta a un sospechoso de covid-19, se pone en marcha un operativo complejo para confirmar si tiene o no el virus: se aísla al ciudadano, se le toman las respectivas muestras, se envían a Bogotá y en un plazo de mínimo de 24 horas —tiempo en el que lo procesa el Instituto Nacional de Salud (INS)— se confirma o descarta el contagio.

Ese tiempo, explicó John Jairo Arboleda, rector de la Universidad de Antioquia (U. de A.), es muy largo si se tiene en cuenta que el virus se esparce rápidamente. “Tener un diagnóstico masivo, que responda en corto tiempo, evita más contagios”, dijo.

La U. de A. junto con otras instituciones, incluyendo las universidades Nacional y CES y la Corporación de Investigaciones Biológicas (CIB), le envió una carta al INS, para pedirle que permita el funcionamiento de los laboratorios que esas instituciones tienen, de modo que el departamento pueda hacer diagnósticos propios y más rápido.

“Le solicitamos comedidamente y de manera urgente la capacitación en la prueba, así como la autorización de los laboratorios de investigación que cumplan con los estándares definidos para el diagnóstico molecular”, dice la misiva.

¿Qué se necesita?

Jaime Andrés Cano, director del CIB, explicó que para hacer pruebas de coronavirus en Antioquia se requieren laboratorios habilitados por el INS, laboratoristas capacitados por esa misma institución, equipos —hay algunos que funcionan, pero se pueden traer otros más efectivos— y reactivos que proporciona el Gobierno Nacional.

“Todas las instituciones tenemos personas con muchas capacidades y podemos viajar a Bogotá para la capacitación o recibir a alguien del INS aquí. Con los equipos que tenemos podríamos procesar 240 pruebas por día, pero con los nuevos que están en la frontera esperando autorización del Invima, podrían ser hasta 2.000 muestras”, dijo.

La directora del INS, Martha Lucía Ospina, aclaró que no es necesaria ninguna certificación sino la capacitación que toma dos días y la autorización departamental.

Agregó que están listos para formar a los expertos de las universidades, pero aclaró que lo que funciona en el país es suficiente para la demanda.

“En el INS tenemos nueve termocicladores (equipos de análisis) y 40 personas en el laboratorio. Con eso podemos procesar 1.600 muestras al día”, dijo la funcionaria y añadió que hay otros dos laboratorios, cada uno con capacidad de procesar 400 muestras diarias. “Si sumamos son más de 2.000 muestras analizadas, mucho más de lo que está llegando”.

Los dos laboratorios a los que se refiere son el de Bogotá y uno departamental de salud pública que abrirá la Seccional de Salud de Antioquia en próximos días.

Luis Gonzalo Morales, gerente para el manejo de coronavirus en Antioquia, aseguró que en el transcurso de esta semana el laboratorio podría empezar a funcionar.

“Nos faltan dos o tres coordinaciones con el Gobierno Nacional. Pero damos seguridad en que todos los casos de personas sospechosas del virus, y quienes tuvieron contacto con los diagnosticados, hemos chequeado y se les ha hecho seguimiento diario”, declaró.

Reactivos, el problema

Lina María Bustamante, secretaria de Salud de Antioquia, indicó que ya hay conversaciones adelantadas para autorizar la operación de los laboratorios universitarios, pero aclaró que por ahora el problema es la poca disponibilidad de los reactivos que se requieren para la prueba.

Al respecto el INS explicó que el problema es mundial, pues Alemania, uno de los distribuidores, prohibió las exportaciones de elementos para la detección del covid-19.

“Vamos a mirar qué se puede hacer. Por ahora vamos a verificar que ellos cumplan con las condiciones de operación, garanticen la protección de su personal y otros temas técnicos y de calidad que son estrictos”, sentenció .

FUENTE EL COLOMBIANO